Mindfulness para el bienestar directivo - Fede Martrat
33
post-template-default,single,single-post,postid-33,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.2,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Mindfulness para el bienestar directivo

Mindfulness para el bienestar directivo

Los directivos a menudo ponen su atención en la parte racional de la toma de decisiones, perdiendo el foco del impacto emocional y el comportamiento humano. El éxito de cada iniciativa en la toma de decisiones necesita una comprensión profunda de su lado emocional.

Mindfulness es una forma muy efectiva de centrar la mente para reducir su dispersión y conseguir atención plena y está influyendo en una amplia variedad de contextos, desde la medicina hasta la neurociencia la psicología y por supuesto en el mundo de la empresa.

Gracias a la mejor comprensión del funcionamiento de la mente de cada uno y a toma de consciencia, el líder será capaz de entender cómo gestionar sus procesos emocionales. Una práctica que le permita dirigir el foco y mantenerlo, y que ayude a evitar faltas cognitivas, puede incentivar la toma de mejores decisiones en situaciones laborales bajo presión, tomando conciencia de todo, experimentando las cosas tal y como son y sin evadirse. Esas habilidades, pueden ser efectivamente entrenada con la práctica del Mindfulness.

La práctica de la atención plena puede ser una herramienta capaz para desconectar de las cargas laborales abriendo espacios a la serenidad y al encuentro con uno mismo desarrollándonos como personas más empáticas, comprensivas. Practicar la meditación y otras técnicas de toma de consciencia plena nos hace aumentar la confianza en nosotros mismos, la autoestima y a disfrutar más en el trabajo y en la vida social. Confiar en uno mismo, sin estrés, y en sus objetivos, es la clave para tener éxitos en los negocios. Si dedicamos un tiempo a la meditación volveremos al trabajo renovados y podemos prestar mayor atención, definiendo nuestros logros y seremos capaz de gestionar la presión laboral.

La mitad de los trabajadores europeos consideran el estrés como el elemento que más contribuye a la pérdida de las horas laborales y a la baja productividad. El Mindfulness es una herramienta para desconectar en momentos de mucho estrés por las presiones laborales y demandas sociales de ser un buen empleado, un buen jefe, un buen esposo, un buen padre.

El estrés hace que nos volvamos personas individuales, sin saber cómo relacionarse. Nos olvidamos de conectar con nuestra verdadera naturaleza relacional.

El mundo empresarial necesita líderes empáticos y relacionales que puedan sentir a sus empleados y que el empleado se sienta seguro, contenido y escuchado en un ambiente laboral de confianza. Si dedicamos un tiempo con nosotros mismos nuestro ser lo agradecerá por la cual puede influir en integrar relaciones con los otros más armoniosas. La consecuencia de este tipo de relación será una mayor efectividad como directivos y un mayor bienestar personal