Cómo gestionar el tiempo para hacer crecer una organización - Fede Martrat
16207
post-template-default,single,single-post,postid-16207,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.2,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Cómo gestionar el tiempo para hacer crecer una organización

Cómo gestionar el tiempo para hacer crecer una organización

Las organizaciones, a medida que se van haciendo más grandes disponen de equipos con ideas más claras sobre las tareas, que gestionan mejor sus agendas, tienen hábitos más efectivos y delegan mejor.

Estas son las recomendaciones que más pueden incidir en liberar tiempo de calidad para que un profesional pueda centrarse en hacer crecer su negocio:

Define y céntrate en los objetivos: Hay dos enfoques posibles para poder gestionar bien el tiempo: o nos centramos en lo que queremos conseguir, o en las actividades que estamos haciendo. La mayoría de las veces escogemos la segunda opción y nos centramos en nuestras actividades.  La gente que se centra en sus objetivos, utiliza el tiempo adecuadamente y consigue mucho más.

Aprende a delegar. La delegación es una herramienta fundamental no solamente para liberar tiempo directivo y separse de la ejecución sino también para implicar a la gente. Esta requiere un alto nivel de confianza entre las personas. Delegar bien significa hacer bien varias cosas a la vez referentes a la tarea, a las personas, a la comunicación y a la supervisión.

Pasos para delegar efectivamente:

Piensa en la tarea

Selección quién tiene talento para la tarea

Explica los resultados que deseas obtener

Asegúrate de que te entienden

Clarifica la responsabilidad

Hazle sentir responsable

Crea un entorno motivador

Además, delegar no es solamente un proceso vertical. La delegación horizontal significa delegar a otros compañeros de trabajo sobre los que no se tiene una autoridad formal.

Trabaja con listas de acciones. Realiza un listado ordenado por prioridades de las tareas a realizar en la jornada, que además puedes ir tachando y valorando tu efectividad. Busca una herramienta ofimática que te ayude y que sea siempre accesible para poder consultarla en cualquier momento. Las Apps como Evernote o Onenote son opciones muy recomendables.

Disfruta lo que haces. No te sentirás estresado y cumplirás las tareas en un periodo de tiempo menor, y con menos tiempo por lo que podrás hacer más en menos tiempo.

Posteriormente focaliza tu atención en hacer una sola tarea, hazla bien a la primera y complétala rematándola. De este modo, contarás con más eficiencia, eficacia y efectividad.

Identifica y cambia los hábitos que obstaculizan el crecimiento: Debes analizar los antiguos hábitos y saber cuando ocurren. Cuanto mejor conozcas tu comportamiento, más fácil te será poderlo cambiar. Sólo así sabrás cual es el hábito que menos te conviene y podrás substituirlo. Explica a todo el mundo lo que quieres hacer y establece una rutina diaria.

No vuelvas al hábito anterior. Cada vez que volvemos a nuestro comportamiento anterior, significa volver a empezar el proceso.

Empieza ahora. Cuanto antes empieces, antes verás los resultados. Gestionar el tiempo bien es clave del éxito en nuestro trabajo y en el de nuestros colaboradores..